miércoles, 12 de noviembre de 2014

UNISONIC “Light Of Dawn”

(ear Music) 
Este segundo larga duración de la súper banda germana se ha puesto al mercado siguiendo exactamente el mismo proceso que el primero, precediéndolo de un EP con canciones de adelanto. En este caso hablamos de “For The Kingdom”, que contenía la canción homónima y algunas más en directo, junto al excelente tema exclusivo “You Come Undome”. En “Light Of Dawn” no apareciamos diferencias exclusivas con “Unisonic”. Aunque, según los créditos, las canciones están compuestas por todo el grupo, en cuanto lees cualquier entrevista te enteras de que el peso de la composición ha caído sobre el bajista Dennis Ward y que Kai Hansen esta vez no ha participado apenas nada. Al igual que en el disco de debut, no se distingue su voz por ningún sitio. No se puede discutir lo gran vocalista que es Michael Kiske, pero tampoco es cuestionable que los coros ganarían mucho con la aportación vocal de Kai.
Esto no impide que algunos momentos del trabajo recuerden poderosamente a los tiempos de las calabazas. Apenas finalizada la intro, lo primero que escuchas es la comercial “Your Time Has Come”, puro Helloween en su mejor época, y lo mismo podemos decir de “For The Kingdom”, ambas parecen sacadas de los dos primeros “Keepers”. De por medio tenemos otro corte bastante bueno, “Exceptional”, con un ritmo algo más pausado a la vez que machacón. “Not Gonna Take Anymore” es un medio tiempo con unos coros majestuosos que dan un aire de himno.
Como hemos visto el disco arranca muy bien, pero a medida que van avanzando las pistas te vas dando cuenta de que el listón se ha quedado tan alto que lo que viene detrás no está a la altura. Es lo que pasa con “Night Of The Long Knives” o “Find Shelter”, les falta la garra y la fuerza de sus predecesoras. Resultan incluso aburridas. Del mismo modo, “Blood” no pasa de ser una balada del montón. No se mejora mucho con “When The Deed Is Done”, lentorra y sin nervio, aunque la salva el buen estribillo.
Sin embargo, las impresiones van mejorando en la recta final. “Throne Of The Dawn” aunque no termina de llenar del todo, también es cañera a lo Helloween. “Manhunter”, sin ser nada del otro mundo resulta simpática. El cierre deja muy buen sabor de boca con otra balada, “You And I”, realmente bonita. Es una pena que junto a temas bastante más que buenos nos encontremos canciones que no convencen y que desmerecen el conjunto. Lo que prometía haber sido una obra maestra se ha quedado en un simple buen disco.
Nacho Jordán