lunes, 27 de abril de 2015

KISKE / SOMERVILLE “City Of Heroes”

(Frontiers Records)

Cinco años después de sorprendernos con un interesante trabajo, el dúo formado por Michael Kiske y Amanda Somerville, vuelve a ofrecernos una más que notable colección de composiciones en las que las manos de Magnus Karlsson y Mat Sinner se dejan notar claramente. Si bien tiene algo más de protagonismo la voz de la cantante americana afincada en Europa, el germano también aporta su única e inconfundible voz para crear momentos realmente remarcables, todo ello sobre una trabajada y brillante instrumentación donde la labor de Karlsson a las guitarras y teclados resalta sobremanera, sin olvidarnos de la solidez del mencionado Sinner al bajo y de la soberbia pegada de la percusionista Veronika Lukesova.
Todo esto empezamos a comprobarlo desde el corte inicial que da título al disco, un tema de gran ritmo, clara melodía y compacta instrumentación que en clave heavy melódica nos engancha dejando cierto aroma a Avantasia por su punto épico. Tras unas alternancias vocales marcadas, continua el contraste en la envolvente de ritmo tibio “Walk On Water” con unas guitarras cristalinas que lucen sobre unos teclados que la dotan de cierta teatralidad, como sucede en “Salvation” con mayor carga sinfónica y cierto misterio rodeando a su potente base rítmica.
Pomposidad y energía en “Rising Up” tremendamente pegadiza con su estribillo arriba rompiendo dentro un ritmo cabalgante que seguramente hará las delicias de los más power metaleros, con Amanda claramente erigida en protagonista de la historia, al igual que en la magnífica “Lights Out” más melódica pero igualmente efectiva con unos buenísimos aportes marca de la casa de Kiske, o en la más floreada “Open Your Eyes” en la que su estribillo coreado marca prácticamente su desarrollo acabando por ser de las más resultonas.
Más preponderancia de las guitarras en la dinámica “Last Goodbye” con unas rítmicas que inevitablemente recuerdan a los mejores tiempos de Helloween pero con esas alternancias vocales que le dan un toque tan especial, y con espectacular trabajo a cargo de Karlsson, que vuelve a salirse en la evocadora “Run With A Dream”, menos inmediata pero con un gran entramado sonoro, como sucede en la equilibrada “Breaking Neptune” en cuya composición ha colaborado Sander Gommans, compañero de Somerville en After Forever, completando otro intenso corte donde arreglos orquestales y voces encajan con acierto.
En una onda más tranquila nos dejan “Oceans Of Tears” donde el delicado dramatismo de las voces y la sombría intensidad de sus arreglos cran una ambientación melancólica rota por un espectacular solo de guitarra, tornándose más romántica en “After The Night Is Over” un delicioso medio tiempo en el que Kiske exhibe sus mejores armas melódicas junto a unos bonitos rasgueos acústicos. Para el cierre vuelve a ceder los primeros planos a Amanda que irrumpe enorme en la grandilocuente “Right Now”, sensual y poderosa dentro de unos cambios de ritmo bien matizados.
Buen cierre para esta notable obra llena de clase y talento, donde no solo los protagonistas principales brillan, teniendo mucho que ver los que no aparecen en la cabecera de la portada. Por la cantidad y calidad de colaboraciones que lleva ya a sus espaldas parece que el señor Karlsson lleva camino de convertirse, junto al propio Mat Sinner, Dennis Ward o Erik Martensson, en uno de los músicos más solicitados del hard & heavy europeo, si no lo es ya.
Mariano Palomo